1) ¿Qué es el autocuidado?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, el autocuidado implica una actitud activa y responsable en relación a la própia calidad de vida y al propio bienestar con el objetivo de prevenir y lidiar con enfermedades. Uno de sus pilares es el medicamento de venta libre, ya que permite al usuario tratar sus dolencias o síntomas con productos que han sido aprobados, están disponibles para la venta sin receta médica y son seguros y eficaces cuando se usan en las condiciones establecidas. No es lo mismo que la autoprescripción, que se refiere a la adquisición de medicamentos que requieren de una receta médica sin contar con ella.

2) ¿En qué casos se puede consumir medicamentos de venta libre?

Estos medicamentos se utilizan para tratar afecciones menores que no suelen requerir de una intervención médica, como por ejemplo dolor muscular, abdominal o de cabeza, acidez estomacal, alergias, pediculosis o resfrío simple. Es importante recurrir a un profesional si la afección permanece o se agrava, o si surgen efectos adversos.

3) ¿Cómo hacer un buen uso de los medicamentos de venta libre?

Para que un medicamento de venta libre actúe de forma adecuada y pueda desarrollar su acción terapéutica, debe utilizarse sólo para lo que está indicado, siguiendo en detalle todas las instrucciones que figuran en la caja o envase y en el prospecto. También es importante prestar atención a los posibles efectos adversos y contraindicaciones, y a las recomendaciones para su correcto almacenamiento.

4) ¿Qué hacer antes de tomar el medicamento?

Antes de consumir un medicamento, es importante determinar cuál es la afección que se está padeciendo para seleccionar el tratamiento más adecuado. A veces la dolencia es evidente (como un dolor de cabeza), pero en aquellos casos en que no lo sea, lo mejor es consultar al médico. También hay que considerar qué otros factores pueden influir o alterar el tratamiento elegido, como por ejemplo el embarazo, la edad o problemas crónicos como la diabetes, la hipertensión o el asma.
Siempre se recomienda analizar primero si el problema puede resolverse sin medicamentos. Por ejemplo, cuando el dolor de cabeza se debe a la falta de sueño o al cansancio, lo mejor es hacer reposo.

5) ¿Existe algún riesgo al consumir medicamentos de venta libre?

En general, los riesgos del medicamento sin prescripción se vinculan a su uso inadecuado: para dolencias contra las que no está indicado; en dosis mayores a las aconsejadas; por un tiempo mayor al recomendado o asociado al consumo simultáneo con otros medicamentos. Todos estos riesgos son evitables haciendo un uso correcto.

6) ¿Cuándo suspender el uso de un MVL y consultar al médico?

Los principales motivos para suspender el uso de medicamentos y consultar al médico son: si los sintomas persisten, si empeoran, si el usuario tiene dolores agudos, si aparecen efectos adversos no deseados, si el paciente tiene problemas psicologicos.

7) ¿Qué significa el proceso de reclasificación o “Switch”?

El origen habitual de los MSP es el proceso llamado reclasificación o switch, que ocurre cuando la autoridad sanitaria del país decide que un medicamento de venta bajo prescripción médica puede comenzar a ser vendido como un producto de venta libre, basandose en su historial de uso seguro y eficacia siempre y cuando se encuadre dentro de las caracteristicas del MSP.

Vea también:

¿QUÉ TIPO DE AFECCIONES PUEDEN TRATARSE CON UN MVL?
¿Qué son los MVL?

Los MVL en el Mundo