Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), los Medicamentos de Venta Libre (MVL) son aquellos medicamentos aprobados por las autoridades sanitarias de cada país para prevenir, aliviar o tratar síntomas menores y que se encuentran disponibles para el consumidor sin necesidad de una receta médica. Los MVL son seguros y eficaces siendo utilizados siguiendo la información incluida en sus etiquetas y/o prospectos para garantizar las condiciones y dosis.

Generalmente, los medicamentos sin prescripción cumplen con los siguientes criterios:

● Pueden ser administrados de forma fácil y segura (oral o tópica).
● No provocan interacciones relevantes con los medicamentos comúnmente utilizados.
● Tienen un alto margen de seguridad, que implica un bajo riesgo de causar efectos indeseables o toxicidad en el usuario, aún en casos de utilización incorrecta.
● Existe evidencia sobre su eficacia y la seguridad, y experiencia del producto en la población en general.
● Su etiqueta (rótulo o empaque) y el inserto (prospecto) proporcionan al usuario información completa, clara y efectiva, describiendo adecuadamente la forma y dosis para el uso del producto y las circunstancias en las que es apropiado recurrir al médico.
● Pueden adquirirse sin necesidad de receta tanto en farmacias como en otros establecimientos comerciales, según la regulación del país.

¡Importante! Recordar que si los síntomas persisten es importante dejar de tomar el MSP y consultar a su médico.

 

 

Vea también:

¿QUÉ TIPO DE AFECCIONES PUEDEN TRATARSE CON UN MVL?
Los MVL en el Mundo

Preguntas Frecuentes